Compras

Tiendas, mercados y boutiques: Berna es un verdadero paraíso de las compras. Además, gracias a sus seis kilómetros de soportales, ni el viento ni el mal tiempo impedirán poder ir de tiendas.