Brunch en Lehrerzimmer

Una hoja de papel, un lápiz afilado, una cruz aquí, otra cruz allá… en Lehrerzimmer los invitados crean su propio menú de brunch. Y sin hacer colas en el buffet.

En Lehrerzimmer, entre grandes ventanales en forma de arco y estantes llenos de libros, todos los domingos se organiza un «puzzle de desayuno» a partir de las 10. En lugar de una carta, a los invitados se les entrega en mano un talonario impreso para hacer sus pedidos. En él pueden marcar con una cruz todo aquello que les apetezca tener en sus platos para desayunar.

Y como en cualquier buen puzzle, tendrán que romperse la cabeza para enfrentarse a algunos retos. ¿Quiero solo «croissants», mantequilla y mermelada? ¿o también unos huevos revueltos? ¿Cuáles? A propósito de los huevos revueltos: existen cinco tipos diferentes de platos con huevo. Además de los clásicos ingredientes del desayuno, se intercalan también algunos manjares como las cremas de queso fresco caseras para untar o el «mousse» de salmón con rábano picante. Según la temporada, se puede encontrar también «chutney» casero o pequeñas «ensaladitas de verdura».

En Lehrerzimmer, los amantes del brunch podrán crear su menú a su antojo. Todos los domingos y sin tener que levantarse de su asiento. Ya se sabe, los domingos son para descansar.

Descubra también