La piscina Lorraine

La piscina Lorraine es un punto de partida ideal para descubrir la parte norte del casco histórico de Berna nadando por el río Aar. El agua de la piscina procede de una fuente subterránea y está más fría que en las demás piscinas.

De vez en cuando, el profesor de natación pedía a la antigua vigilante de la piscina Fanny Bosshardt (de 1955 a 1963) que anotara la temperatura dos o tres grados por encima, ya que sino no conseguía que sus alumnos de metieran en el agua.

A los peces ectotérmicos que nadan por la limpia piscina no les molesta demasiado que el agua esté más fría. Tras un baño refrescante en el río Aar, disfrute de la amplia oferta culinaria del restaurante de la piscina Lorraine.

Descubra también