El Jardín de las rosas

El Jardín de las rosas es una meca para los amantes de las flores y un sitio de descanso, con un restaurante bien ubicado. ¡Hermoso mirador!

El Jardín de las rosas es uno de los parques más bellos de la ciudad de Berna y ofrece unas vistas impresionantes del casco histórico y el meandro del Aar. Con buen tiempo, la vista alcanza mucho más allá de la ciudad, por lo que el Jardín de las rosas no es solo una zona recreativa, sino también el lugar perfecto para tomar bonitas fotos de recuerdo.

Como el nombre indica, el parque es famoso sobre todo por sus exuberantes flores. En el Jardín de las rosas pueden observarse 223 clases de rosas, 200 de iris y 28 de rododendros, y tampoco puede faltar un encantador estanque de nenúfares. Una glorieta y un jardín de lectura hacen del Jardín de las rosas un lugar ideal para el descanso, y el restaurante invita a quedarse. Y tampoco se quedan insatisfechos los más pequeños: los niños pueden divertirse en el gran parque infantil.

El Jardín de las rosas no fue siempre un parque: de 1765 a 1877, sirvió de cementerio de la ciudad baja. Desde 1913, es una instalación pública.

Descubra también