Jardín de las rosas

El Jardín de las rosas es uno de los parques más bonitos de Berna y ofrece una perspectiva única a los tejados del casco histórico, la catedral y el meandro del río Aar. Un manto de flores de cerezo en primavera, alrededor de 250 tipos de rosas en flor en verano, un festival de colores en los meses de otoño y una agradable Fondue-Veranda del restaurante Rosengarten en invierno: el Jardín de las rosas tiene un toque especial en cualquier época del año.

Dé un agradable paseo por el parque, siéntese en un banco a leer un libro, haga pícnic con sus amigos, tenga una cita admirando la puesta de sol o simplemente relájese sentado en el muro del jardín balanceando las piernas; el tranquilo ambiente que se respira en el Jardín de las rosas invita a grandes y pequeños a desconectar. Para los berneses, este parque es un lugar muy romántico, ideal para tener una cita, así como un sitio popular para quedar después del trabajo.

Ubicado por encima del casco histórico, Patrimonio mundial de la UNESCO, el Jardín de las rosas brinda unas vistas maravillosas al casco histórico de Berna y a sus atracciones turísticas. Con buen tiempo, más allá de la ciudad se puede ver la montaña local de Berna y los Alpes. Por eso, el Jardín de las rosas no es solo una zona de recreo, sino también un lugar perfecto donde hacer fotos dignas de recordar.

Como su nombre indica, el Jardín de las rosas es famoso por su variedad de flores. Más de 400 tipos de rosas e iris, además de 28 azaleas decoran el parque. Las fuentes con sus mágicos nenúfares y los grandes espacios abiertos cubiertos de césped dan una sensación de amplitud. Hay que destacar la floración de los cerezos japoneses en primavera: de finales de marzo a principios de abril, la belleza de estos exóticos árboles atrae todas las miradas. Aproximadamente medio año después, las hojas se llenan de color y reina un espectáculo de colores.

Por cierto, el Jardín de las rosas antes tenía una función muy diferente. De 1765 a 1877, era un cementerio de la parte baja del casco histórico. La transformación en un parque de ocio se llevó a cabo por etapas y el jardín abrió sus puertas en 1913.

Un oasis para grandes y pequeños

El jardín de las rosas ofrece una gran área de césped para todos los visitantes.

Hay un pabellón con una biblioteca y un jardín de lectura que sirve como refugio. En la biblioteca de acceso libre, los aficionados a la lectura pueden curiosear los libros de manera gratuita y sin ningún tipo de requisito. En vez de tomar prestado un libro para llevárselo a casa, lea en el jardín y devuélvalo a su sitio al final del día. La biblioteca está abierta de finales de abril a mediados de octubre, los martes y sábados por la tarde.

Para los más pequeños, el Jardín de las rosas dispone de una zona de juegos muy divertida. La atracción principal es un gran dragón de madera rojo que espera a los niños a la sombra de los árboles. Aquí pueden escalar, columpiarse y balancearse a sus anchas, además de construir castillos de arena.

Gastronomía

Brunch en el restaurante Rosengarten

Si le apetece un café, un trozo de tarta, un copioso brunch o un menú del día asequible, el restaurante Rosengarten saciará su apetito en cualquier época del año en un elegante ambiente. El restaurante se encuentra en la entrada sur del parque, cerca del Parque de los osos, y desde donde se puede ver la zona de juegos infantil. Podrá disfrutar de unas increíbles vistas al casco histórico y a los Alpes, ya sea desde la terraza si hace sol, o protegido del frío y la lluvia en el acogedor restaurante.

A los que adoren el queso, en el restaurante Rosengarten les espera algo muy especial en los meses de invierno: de mediados de octubre a finales de febrero se sirve la deliciosa especialidad Fondue-Veranda. Para crear un ambiente invernal, el espacio se decora con velas, agradables pieles y una chispeante chimenea. Aquí hemos resumido nuestras 15 mejores sugerencias para comer fondue.

  • Horario del restaurante Rosengarten
    Lunes a domingo 9:00-23:30
    Cocina (platos calientes) 11:30-13:45
    18:00-21:45
    Carta pequeña 11:30-22:00
  • Llegada y horario

    El Jardín de las rosas de Berna es un punto de reunión para familias, parejas, habitantes de la ciudad, personas de los barrios colindantes o turistas. Lo más cómodo es llegar a pie desde el Parque de los osos por una breve (pero empinada) cuesta hasta el Jardín de las rosas. Quien quiera llegar en transporte público, puede coger el autobús número 10, dirección a Ostermundigen Rüti (hasta la parada «Rosengarten»). La zona de aparcamiento es gratuita y accesible durante todo el día.

Descubra también