El castillo de Jegenstorf

Una residencia barroca a las puertas de la ciudad de Berna: el castillo de Jegenstorf invita a descubrir sus apasionantes historias, sus elegantes espacios interiores y sus enormes jardines.

El castillo de Jegenstorf se encuentra a pocos kilómetros de la capital suiza. Esta antigua finca patricia se eleva en el centro de un amplio jardín, que cuenta con un estanque de carpas y románticos senderos para pasear. Se puede acceder a él fácilmente en tren, pues se encuentra a tan solo 20 minutos de la estación de Berna.

Conocimiento de las instalaciones del Castillo de Jegenstorf

En la Edad Media estaba rodeado por una fosa de agua y fue convertido en 1720 por Albrecht Friedrich von Erlach en una elegante residencia barroca. En 1936 abrió sus puertas al público y desde entonces la Historia ha seguido dejando su huella en él: a finales de la Segunda Guerra Mundial sirvió como puesto de mando del General Guisan y en 1954 fue la residencia imperial durante la visita de Estado del Emperador de Etiopía, Haile Selassie. 

Hoy el castillo de Jegenstorf es un museo que nos permite viajar a tiempos pasados: sus impresionantes espacios interiores cuentan con mobiliario burgués y patricio de la ciudad antigua y república de Berna. Uno de sus mayores atractivos es la exposición más grande de Suiza de estufas barrocas, procedentes de las diferentes zonas del país.

Exposiciones temporales, visitas guiadas temáticas, cuentacuentos y visitas interactivas para niños, así como muchos otros eventos y actividades animan el castillo y su parque. Todos los días, durante el horario de apertura al público, las familias pueden emprender un «viaje en el tiempo» por el castillo.

Viaje de descubrimiento a través de mundos vivos de tiempos pasados

Las tres exposiciones permanentes están dedicadas a los siguientes temas: El poeta dialectal de Berna Rudolf von Tavel (1866–1934), el pedagogo y economista de Berna Philipp Emanuel von Fellenberg (1771–1844) y la Sociedad Económica del cantón de Berna (OGG, desde 1759).

Su jardín barroco con estanque de carpas ofrece espacio para relajarse y dar un agradable paseo en cualquier época del año y a cualquier hora. Los árboles frutales de su «arboretum» (ProSpecieRara) sirven para elaborar una deliciosa sidra que se puede degustar en la cafetería del castillo.

  • Información
    ¿Cuándo? Sin inscripción previa, a cualquier hora durante el horario de apertura al público
    ¿Para quién? Para niños de 5 a 10 años. Es obligatorio ir acompañado de un adulto.
    Precio: El mapa está incluido en el precio de la entrada
  • Schloss Jegenstorf

    General-Guisanstrasse 5
    3303 Jegenstorf

    T +41 31 761 01 59
    E

    Website Cómo llegar

Descubra también